Deuda histórica de Filosofía

Compañeros de carrera y de Facultad:

Necesitamos de todo su apoyo para este martes 16 de agosto, a las 9:00 AM. en las afueras de la facultad de Humanidades (foro griego), donde se efectuara un consejo de facultad extraordinario.

En dicho consejo se tratarán los siguientes aspectos:

  1. Validez de la elección del Director (M. Díaz) y del Consejero ante la facultad (J.R. Molina):
    Este tema inicialmente fue tratado por el Tricel FAHU, quien se declaró incompetente; posteriormente pasó a la Dirección jurídica, la cual también se declaró incompetente. Ambos organismos, si bien reconocen la irregularidad del proceso y su marginalidad respecto a la ley, no quisieron comprometerse con un dictamen. En tales circunstancias será el consejo de facultad quien determine la validez de la elección.
  2. Situación del profesor José Ramón Molina:
    Como sabrán pusimos en manos de los consejeros de la facultad un nutrido prontuario con las irregularidades desde el punto de vista académico y administrativo que registra el susodicho. Para que se hagan una idea (se adjunta un resumen del expediente) hablamos de un profesor que con 30 años en la Universidad no registra proyectos de investigación ni publicaciones importantes, y que no cumple con los requisitos para la jerarquía y el sueldo que ostenta.
  3. Nepotismo en filosofía:
    Es de público conocimiento el lazo de consanguinidad entre J.R. Molina y el profesor por horas Héctor Molina, aquí se vulnera gravemente el principio de probidad administrativa (“en una misma institución no podrán desempeñarse personas ligadas entre sí por matrimonio, por parentesco de consanguinidad hasta el tercer grado inclusive, de afinidad hasta el segundo grado, o adopción cuando entre ellas se produzca relación jerárquica. art. 85 del estatuto administrativo). Si bien la dirección jurídica ya se refirió a este asunto, no falló con todos los antecedentes del caso. Nosotros contamos con material probatorio que pondremos a disposición del consejo el día Martes.
Educación pública de calidad es lo que pedimos a nuestros gobernantes, lo mismo exigimos a las autoridades de la USACH para nuestra propia educación. El día de mañana seremos educadores y si no realizamos los cambios necesarios para asegurar que la educación que entregaremos a las próximas generaciones sea la mejor, la desigualdad e injusticias, de la que somos testigos presénciales, seguirá perpetuándose.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>