Seguiré

Sofoca, agita, estremece y perturba; permanece, continúa, y persiste inexorable e indestructiblemente hasta el fin de de la imagen aparentada donde termina el agobio del sabor amargo y surge de forma espontánea la alegría tierna, ingenua y pura. Sencillez de poseer sueños invencibles e ideales altruistas, buenas intenciones. Tal vez de ésta forma se construyen los valores fundamentales que rigen la vida de los hombres felices. Mientras tanto seguiré soportando el sofocante, agitante, estremecedor y perturbador efecto de la imagen aparentada y esperaré como hasta ahora la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>